REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
17 | 07 | 2019
   

Letras, libros y revistas

La literatura en el Mundial -El Alienista y otros relatos


José Miguel Naranjo Ramírez

El actual mundial de futbol ha causado diversas reacciones en la sociedad mexicana. No puedo ocultar que desde muy niño soy apasionado de los mundiales. Recuerdo países sedes, selecciones, jugadores, partidos memorables, campeones históricos e incluso cuando rememoro los mundiales que he visto desde Italia 90 hasta el actual mundial en Brasil 2014, evoco cómo era mi vida, lo que hacía, pensaba, soñaba, deseaba y muchas cosas más.
Mucho se ha dicho que el Gobierno mexicano ha utilizado el actual mundial como distractor para aprobar las Reformas y no lo dudo, (de todas formas lo hubieran hecho), sin embargo, el mundial también lo podemos aprovechar para conocer la cultura del País sede, su literatura, escritores, lugares, etc. por lo tanto, en este mes de Julio presentaré cuatro libros y autores relacionados directamente con Brasil, los cuales son: El alienista y otros relatos de Joaquim Machado de Assis, Fouche de Stefan Zweig, Gabriela, Clavo y Canela de Jorge Amado y La guerra del fin del mundo de Mario Vargas Llosa.
Joaquim Machado de Assis (1839-1908) nació y vivió toda su vida en Río de Janeiro, es uno de los escritores más importantes de Brasil. Equiparado a cervantes y a Shakespeare en su lengua por ser considerado fundador de la literatura brasileña. Escribió novelas, cuentos, ensayos, crónica, poesía y teatro. A pesar de que Machado fue un escritor del siglo XIX, su narrativa tiene una enorme vigencia en influencia, un ejemplo es que para algunos autores el cuento “Un hombre célebre” de Machado de Assis, lo consideran precursor del clásico cuento “Pierre Menard, autor del Quijote” de Jorge Luis Borges.
Mi estimado lector, no pretendo hacerme ver como un docto en la obra del escritor brasileño, he leído poco de él, novelas y cuentos son mis lecturas, pero lo invito a acercarse a uno de los escritores más geniales e importantes del siglo XIX. En esta ocasión comparto el cuento más universal de Machado de Assis titulado: “El alienista”.
“El alienista” es un cuento largo que se integra de XIII capítulos, (no tan largo, en una sentada lo lee), la historia se desarrolla en el Municipio de Itaguaí, perteneciente al Estado de Río de Janeiro, Brasil. El personaje central es el médico Simón Bacamarte, éste era un hombre de ciencia considerado el más grande de los médicos del Brasil, Portugal y de las Españas.
Después de concluir sus estudios el doctor Bacamarte regresó a Itaguaí para dedicar su vida a la ciencia, se casó a los 40 años con una viuda llamada Evarista, no era agraciada, pero el doctor agradecía a Dios haberle dado una mujer así, porque no pospondría los intereses de la ciencia, por contemplar la belleza de su mujer.
El doctor se dedicaría a estudiar un campo virgen de la ciencia, sería un médico alienista que es el “dedicado especialmente al estudio y curación de las enfermedades mentales”. El doctor Bacamarte propuso al Ayuntamiento dar abrigo y auxilio a todos los dementes de Itaguaí. Para semejante proyecto se tendría que aprobar un nuevo impuesto y así construir un edificio, subsidiar el alojamiento, tratamiento y manutención de los locos sin recursos. El alienista defendió tan bien el proyecto que el cabildo lo aprobó, sin embargo: “No fue fácil determinar sobre que recaería el impuesto; ya no quedaba nada en Itaguaí que no fuese pasible de tributo”.
Pasaron los días y el edificio quedó construido, se llamó la casa verde, el doctor era un personaje admirado, respetado y se le otorgó todo el apoyo para su proyecto científico que no era otra cosa más que encontrar la cura para la demencia. La casa verde se fue llenando de un “Torrente de locos”. El doctor Bacamarte poseía absoluta libertad para diagnosticar quién tenía algún problema mental, los diagnósticos se convirtieron en el terror de Itaguaí. Un ejemplo de tantos es Acosta, un buen hombre, quien había recibido una enorme fortuna y en pocos días por prestar dinero y ayudar a la gente se quedó sin nada, el alienista decía que su actitud era producto de un problema patológico de índole mental.
El proyecto de la casa verde que tantas ilusiones y sueños había despertado, se había convertido en una pesadilla. Evarista pensaba que su esposo se estaba volviendo loco por tanto estudiar, ella se sentía sola y un día se atrevió a reclamarle el descuido en que la tenía: “-Quién iba a decir que media docena de lunáticos…” el doctor no tan sólo aceptó el reclamo sino que se propuso recompensar el descuido de su mujer regalándole un viaje a Río de Janeiro, ella feliz lo aceptó, pero le dijo que había un problema, que eso costaría mucho dinero, el doctor le contestó: “Qué importa? Hemos ganado mucho dinero y la llevó hasta las arcas donde estaba el dinero. Doña Evarista se sintió deslumbrada. El doctor le dijo al oído a su esposa, –Quién diría que media docena de lunáticos… Doña Evarista comprendió, sonrió y respondió: -¡Dios sabe lo que hace!”
Pasaron los meses y la casa verde se convirtió en una prisión privada, algunos la llamaron “la bastilla de la razón humana”. Los habitantes de Itaguaí acudieron al Ayuntamiento para que destruyeran la casa verde y enjuiciaran al doctor, pero el Gobierno no escuchaba, había todo tipo de historias, complicidad entre el Gobierno y el doctor, venganza privada con los enemigos, ambición económica, castigo de Dios, etc.
Como era de esperarse se armó la rebelión, ¡Muera el doctor Bacamarte! ¡Muera la tiranía! Mientras el grupo revolucionario dirigido por Porfirio quien era un barbero, llegaba a la casa del doctor, Evarista su mujer se preocupaba porque la costura de su vestido de seda estaba un poco torcida. ¡Muera el doctor Bacamarte! ¡Muera el tirano! -decía el muchachito asustado. -¡Cállate la boca estúpido! Benedicta, fíjate allí, del lado izquierdo; me parece que la costura está un poco torcida. La raya azul no sigue hasta abajo; así queda muy feo; hay que descoserlo para que quede parejito, y…”
Mi estimado lector, el cuento es magistral, no deje usted de leerlo, falta mucho por suceder, se arma la revuelta, se instaura un nuevo gobierno dirigido por Porfirio el barbero, la casa verde sigue funcionando, Juan Pina también barbero, se alza en armas contra Porfirio por usurpar el poder, Evarista la esposa del doctor Bacamarte es internada por problemas mentales. Casi al final del cuento el doctor descubre que en este mundo quien verdaderamente está bien de sus facultades mentales no es quien tiene el equilibrio perfecto, sino todo lo contrario.
Aparte de futbol, reformas, mordidas, gritos censurados, triunfos, derrotas frustrantes, el mundial también puede servir para acercarse a la cultura. Leer a Machado de Assis es la mejor manera de conocer a su país.

miguel_naranjo@hotmail.com