REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
20 | 07 | 2019
   

Arca de Noé

La censura en La Jornada


Jesús A. Castañeda

Durante años he leído los artículos de Marco Rascón en La Jornada, los días martes. También esos días, aunque con menor frecuencia, he leído artículos de Luis Hernández Navarro, director editorial de La Jornada. Ahora leo que Marco Rascón ya no está en ese periódico. Censura: la palabra concreta. Pero además leo una nota aclaratoria, algo extensa y bastante clara, del propio Rascón sobre su salida de ahí. Me
he vuelto a topar con Luis Hernández Navarro, y como quien carga algunos años y algunos recuerdos, recuerdo…

Hace algunos años, en algún programa que tenía en Televisa, Héctor Aguilar Camín, director de la revista Nexos e intelectual salinista o pronasolero, tuvo una mesa redonda sobre diversidad sexual. No recuerdo bien el nombre de la mesa de debate. Lo que sí recuerdo es que entre sus invitados estuvo Luis González de Alba, ex articulista de La Jornada que en otro momento y otras circunstancias también fue censurado y salió de dicho periódico. También estuvo en esa mesa la ex diputada Enoé Uranga, una coherente defensora de la Ley de Sociedades de Convivencia que Norberto Rivera, López Obrador y René Bejarano bloquearon en la Asamblea Legislativa del DF poco antes de los videoescándalos. El caso es que entre los diversos temas sobre la diversidad sexual, en algún momento, salió a cuento una anécdota que contó Luis González de Alba.

La anécdota en cuestión iba más o menos así: siendo director de La Jornada Carlos Payán y subdirectora Carmen Lira, hoy directora de ese periódico, ésta le sugirió a Luis González de Alba “no tocar esos temas” [homosexualidad, bisexualidad…]. Así lo dijo, según González de Alba.

Cosa rara, digo yo, que una subdirectora de un periódico que se dice de izquierda, libertario, etcétera, etcétera, censure o sugiera “no tocar esos temas”. Ora sí que si empieza con uno, se puede seguir con muchos (articulistas y/o temas). ¿Será que al igual que a Emilio González, gobernador panista de Jalisco, a Carmen Lira le “dan asquito” esas personas o “esos temas”? ¿O acaso Carmen Lira en realidad odia, quién sabe por qué, a gays, lesbianas y toda persona que no caiga en su preferencia moral, inmoral o qué sé yo?

Yo le di crédito a las palabras de Luis González de Alba. Aunque compartiera la mesa con Aguilar Camín, ahí no estaba Jorge Carrillo Olea, director fundador del Cisen con Salinas de Gortari y ex gobernador -lamentable- de Morelos. Porque era evidente que González de Alba, en ese caso particular, no hablaba con rencor, amargura, ni tenía (sus) motivos ideológicos para decir medias verdades. Y aunque hubiera estado presente en esa mesa Jorge Carrillo Olea, en eso yo le seguiría dando crédito a González de Alba. Bueno, si hasta puedo afirmar que a Carmen Lira no le provoca ningún asco Carrillo Olea, articulista de La Jornada desde hace años.

Sin embargo, decía Diderot que “el primer paso hacia la filosofía es el escepticismo”. Sin dárnosla de filósofos y sin tanto rollo, vale la pena dudar, cuestionar.

Años después… me topé otra vez con Luis Hernández Navarro. En un antro gay de la ciudad de México, mismo que estaba atiborrado de gente que probablemente le provoca asco a Carmen Lira, se encontraba de paso Luis Hernández Navarro. Lo identifiqué físicamente e ipso facto recordé la anécdota que hace unos años le escuché por televisión a Luis González de Alba. Como ya mencioné, el lugar estaba atiborrado de gente, todos apretados y sude y sude, así que era muy difícil moverse. Lamentablemente no pude acercarme al director editorial de La Jornada para preguntarle si era cierto que la directora general de La Jornada (Carmen Lira) les pedía o por lo menos les sugería a sus articulistas, homosexuales o no, “no tocar esos temas”.
Lástima.

Pero bueno, quizá la señora Lira es selectiva en sus sugerencias, lo mismo que en los temas y personas que censura.

Esto último es una hipótesis, pero todo lo demás son hechos.