REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
20 | 07 | 2019
   

Arca de Noé

La culta polaca


Por Supuesto

¿Lenguaje para comunicar o para encubrir y engañar?
Lo que todo mundo llama error, equivocación, falta, o peor aún tontejada, el gobierno y sus satélites, los líderes sindicales o los periodistas oficiosos, lo califican en el idioma políticamente correcto, eufemístico o cincuncoloquial, simplemente «inconsistencia».
Cómo va a aceptar el gobierno que la proclamada Evaluación docente, el Santo Grial de la Educación, estuvo mal aplicada y en consecuencia que tenían razón los profesores en oponerse. ¿Va a disculparse el señor Nuño con los profesores, la señora Schmelkes va a retirarles la calificación de reprobados a algunos profesores, a quienes se les canceló la posibilidad de pedir aumento o solicitar ascenso, porque no obtuvieron buenas calificaciones en un examen malhechote?
Por eso, de la reunión entre la señora Schmelkes y el señor Díaz de la Torre, únicamente salió el comunicado de que el examen de evaluación, nunca denominado de esa manera sino «procedimiento», había tenido las inconsistencias mencionadas, pero nunca errores.
La muy docta directora del Instituto Nacional de la Evaluación Educativa (otro INE, pero éste más largo, con una E extra, ¡qué creativos son los funcionarios!), doña Sylvia Schmelkes y el muy oficioso Juan Díaz de la Torre, presunto líder de los trabajadores de la educación (SNTE), se reunieron el 14 de enero y les informaron a los pasivos reporteros, que por ser la evaluación un proceso inédito (es decir no impreso, no editado, como si se tratara de un texto que no se ha hecho libro), «tuvo inconsistencias que deben eliminarse, antes de aplicar el procedimiento a un segundo grupo de docentes».
En vez de decir claramente: «Nos equivocamos, hicimos mal el examen y tenemos que planear otro para los demás profesores, a quienes se le ocurra a Nuño que deben “ejercer su derecho a fuerza y bajo vigilancia policiaca”, le sacan la vuelta a la verdad y se ocultan en la palabrería. Para ellos, el término error no existe y eluden también el sustativo examen, que ahora es tan sólo «un procedimiento». Pasan por alto, creyentes o no, lo que La Biblia dice: 'La lengua de los sabios adornará la sabiduría; mas la boca de los necios hablará sandeces' Proverbios 16:1
Si se descifra lo que quieren decir los oficiosos evaluadores, habría que pedirles a quienes infamaron y satanizaron a los profesores, reprobados por ese examen malhechote, que les devuelvan su crédito y les regresen los méritos que tienen para aspirar a un ascenso profesional y a una mejor paga. Pero no, a lo único que se comprometieron la evaluadora (¿o devaluadora?) Sylvia y el indirigente, fue a «mejorar y perfeccionar los procesos de la Reforma Educativa, así como dar certeza a los docentes».
¿Qué quisieron decir con eso?
No se sabe, porque los reporteros que recibieron el boletín o que escucharon las declaraciones de los personajes, no se atrevieron a cuestionarlos (deber de todo buen periodista), con un planteamiento sencillo y hasta cortés y educado: «¿Qué quieren decir con eso?».
Pero como están amordazados o les untaron con sebo la boca, como decían las abuelas antes, ya no preguntan, no reportean y dejan de ser reporteros, para conceder inmunidad verbal a las figuras oficiosas que dicen lo que nadie entiende.

No el 32, sólo un «Estado libre asociado»
Ya festejó el Jefe de Gobierno, No-hay-Mancera-que-la-que-arde, el cambio jurídico que una reforma constitucional le permitió tachar el nombre de Distrito Federal para esta entidad, y denominarla Ciudad de México, ahora sí legalmente, porque se adelantó al inventar siglas CDMX, ya que en realidad desde que fueron creadas las delegaciones Cuauhtémoc y Venustiano Carranza, desapareció la zona céntrica de la capital, a la que se llamaba propiamente Ciudad de México.
Pero en fin, festejó la aprobación de la reforma constitucional, que aparentemente le confiere a la ciudad capital un estatus parecido al de otras entidades, pero no le pasará lo que a Quintana Roo y Baja California, que de ser territorios federales pasaron a ser verdaderos estados, con autonomía y presupuestos propios. No, en este caso la ciudad capital será un Estado libre asociado, el Puerto Rico de México, con facultades disminuidas y tutela federal, pues en gran parte seguirá dependiendo de la gracia de los poderes federales: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.
Para comenzar, la Constitución que la regirá van a hacerla a modo los poderes federales, pues de los 100 diputados constituyentes, los ciudadanos que ya eligieron a sus representantes, tendrán que volver a votar por los 60 que concedieron los congresistas. Cabe preguntarse si los ya elegidos y en funciones, ¿no son aptos para dictar las leyes que regirán a esta entidad? ¿O temen que los de Morena, que son mayoría simple influyan demasiado en los articulados que serían ejemplares para la población del país?
De los 40 constituyentes restantes, 14 los designarán los diputados (priistas) y otros 14 los senadores (también priistas) y de los faltantes 12, seis deberán su nombramiento a Peña Nieto y otros 6 al Jefe de Gobierno actual, que cabe esperar serán perredistas, o sea priistas con piel de PRD. ¿Y los ciudadanos pensantes y politizados de la capital, que han votado por la izquierda (o lo que antes se creían que era)? El PRI, que no figura en esta entidad, tendrá una representación que no se merece, en la creación de la Carta Magna capitalina.
Ya no se llamará federal este distrito territorial, pero seguirá dependiendo de los poderes federales en asuntos de trascendencia. Para comenzar no tendrá gobernador, sino jefe de gobierno. Las delegaciones, aunque tengan alcaldes no serán municipios, pues carecerán de cabildo y el municipio no será tan libre como debe ser.
Así que el Jefe de Gobierno (sin partido), en su alucinada carrera hacia la candidatura presidencial, podrá festejar con cohetones y repique de campanas esta aparente victoria (desde luego pírrica) que se quiere acreditar, pero la reforma que transforma al DF no es la que las fuerzas democráticas esperaban y por la cual se luchó durante años y sólo se le concedió a No-hay-Mancera-que-la-que-arde, por 'favores prestados' y por su inocuidad política.

Augurios y predicciones
La Culta Polaca no es bruja ni adivina, pero también se atreve a lanzar estas cuartetas (ABAB) a la manera clásica de Nostradamus (aunque se coló un cuarteto (ABBA), las profecías buenas y malas que tienen que ver con la cultura y la polaca.
Primero las premoniciones, los desenlaces fatales:
Gran escritora
De Aries es la escritora
que ya es muy grande y se irá
pero su obra de creadora
más grandeza le dará.
Mutis
El mutis de dos actores
de Leo y de Sagitario
conmueven a admiradores
por salir del escenario.
Percance
El percance de un tenor
extranjero y nacional,
provoca inmenso dolor
pues se teme algo fatal.
Agonizante
La riqueza ya agoniza
y ante el triste desencanto
piden al que catequiza
que bendiga al óleo santo
Ahora los asuntos culturales:
Cineasta
Se disgusta Trump Donaldo
porque nuevo cineasta
que no tiene su respaldo,
todos los premios arrastra.
Cultura
El hombre de la Cultura
enfrenta problemas serios,
no son de piscicultura
sino de real magisterio.
Solución pentavocálica
Con el problema dramático
de ninis quiere acabar
pero él no sabe educar
nomás es pentavocálico.
Polémica
La polémica novela
que varios mitos ataca,
en especial desconsuela
a gente de la Polaca.
Consejo
Para el que se regodea
y aunque él no se lo crea,
aquí hay una buena idea,
siga este consejo: lea.
Y ahora los buenos deseos políticos
La Morenita
Apenas cumplido un año
de otra aparición morena,
ya resentirán el daño
los que por la Silla penan.
Repulsa
Gente de los trece signos,
pero de gran intelecto,
juzgan corrupto e indigno
al Jefe de los abyectos.
Error de cálculo
En tiempos del Gran Carnero
el Jefe de los Poetas
visita a don Servidero,
pero falla la Gran Treta.
Naturalitos
Los transgénicos sondean
mas lo natural campea,
pues El Canelo noquea
y El Chicharito golea.
Más cornadas da...
En el momento del Toro
no habrá victoria aguileña
y sí pleno deterioro,
con todo y ave tuqueña.
Ofiuco
Al completar en Ofiuco
un malogrado cuatrienio,
se hará evidente el caduco
plan infame del sexenio.


Otro buen deseo:
Manlio Fabio no será presidente

No es predicción ni profecía, tan sólo un buen deseo, entre tantas malas noticias cotidianas: Manlio Fabio Beltrones no será presidente.
Denlo por seguro, sufragistas del mundo, aunque no unidos: no será siquiera candidato a la Presidencia de la República, por el lado del partido en el poder.
Sus afanes presidenciales ya se cumplieron con regentear al PRI y entregar buenas cuentas de carro completo (en el mejor de los casos, para él, pero en el peor para el país).
Pero no pasarán del PRI sus ansias presidenciales, pues de perseverar podrían enfrentar la suerte del señor Moreira, que después de haber hecho triunfar, con muy malas artes, al gabinete actual, se le pagó el favor con la ayudita que le acaban de dar para facilitar su aprehensión y enjuiciamiento en España. Que se mire en ese espejo Don Beltrones, porque podrían resucitarle algunos rumores que hubo en su momento de malos manejos y de peores sospechas por haberse llevado en su auto al asesino de Colosio, Mario Aburto.
Se le agradezca, bien o mal el papel que haga en las elecciones de este año, no pasará a ser candidato presidencial, conforme a la lógica interna de que ningún presidente del partido oficial ha escalado el máximo puesto de la burocracia política.

Homenaje al erotismo de Antonia Robles
En España, un poeta premiado, por el Centro de Estudios poéticos, Juan Sastre, acaba de hacerle un homenaje a la más erótica de las escritoras mexicanas, Antonia Robles Aragón.
El poema de Sastre, Lilith, acreedor al premio, responde al espíritu y al estilo personal de Antonia, ya manifiesto en Al rubor de la flama (que le prologó el heterónimo Héctor Anaya) y que está plenamente confirmado en su más reciente libro: Húmeda luz.
Tomo del poema Y te sueltas certero, el epígrafe que anticipa el homenaje, en torno a las cualidades del erotismo pleno que se atreve a decir su nombre. Asombrado Sastre de la verbalización del sexo que se hace presente en la obra de Antonia, recreó sus metáforas intensas, seductoras, inquietantes e hizo paráfrasis de sus expresiones, que en principio le parecieron a la escritora mexicana un plagio descarado, pero después ha reconocido que podría considerarse un palimpsesto de Al rubor de la flama, pues no obstante que fue un libro sin amplia circulación, al descubrir Sastre la descoritada lujuria verbal de Antonia, dedicó su propio poema a señalar que a una mujer, como se imaginó a la mexicana, por sus versos, habría que seducirla de una manera singular, con la sabiduría del Kamasutra.
Ojalá esta difusión de su obra sirva en España para que un aguzado editor se interese por publicar a la mexicana, dada la recomendación que hace el propio Sastre del valor erótico de los poemas de Antonia Robles Aragón.
Se les recuerda a los lectores de La culta polaca que Antonia prestó sus versos para darle voz al erotismo incandescente de Ariadna, la protagonista de la novela de Héctor Anaya, Los Cuadernos de Ariadna, de inminente aparición y que en marzo presentará la SOGEM en el teatro Wilberto Cantón y de la cual ya presentó un avance El Búho, en el pasado mes de diciembre.

Estamos presos todos
Más vale nacer a tiempo...
Esta podría ser la divisa de Peña Nieto y su gabinete.
Porque van que vuelan los atracomulcos para convertirse en los máximos modificadores de la Constitución, que seguramente se aprestan a celebrar el próximo año, en el centenario de lo que queda de ella.
Felipe Calderón es hasta ahora el presidente (si así se le puede llamar) que más reformas le infligió a la Carta Magna en su sexenio: 110 reformas. Pero pronto dejará de ser el campeón, pues a julio de 2015, Peña Nieto había hecho 90, con las cuales iba a darle nuevo rumbo al país. Y como aún le queda tiempo, tres años y medio, fácilmente rebasará la cifra record de Calderón, si no es que para esta fecha ya la sobrepasó.
Lo bueno para esta camada de gobernantes, es que apenas bordan los 50 años y algunos como Peña Nieto no llegan al medio siglo, aunque lo bueno para ellos no es lo mejor para el país.
Afortunados que son, porque hace ya casi 51 años, el juez Rafael Pérez Miravete ordenó procesar a un grupo de opositores al régimen autoritario y genocida de Díaz Ordaz, encabezados por el periodista Víctor Rico Galán, su hermana Ana María, el licenciado Raúl Ugalde y los médicos Rolf Mainers Huebner y Miguel Cruz Ruiz, quienes lideraban el Movimiento Nacional Revolucionario. Como todos ellos creían que estaba vigente en 1966, como lo sigue estando en este 2016, el artículo 39 de la Constitución, que todavía otorga a los ciudadanos del país «el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno», daban pláticas y conferencias de marxismo leninismo.
Pero el señor juzgador en su afán por quedar bien con los afanes anticomunistas de Díaz Ordaz, que según revelaciones de un exagente de la CIA, pertenecía a la famosa Agencia y era conocido como LiTempo 2, emitió un fallo por el cual estableció que eran susceptibles de ser enjuiciados, ya que «a través de sus cátedras y conferencias en que se planteó la necesidad de transformar política, social y económicamente el régimen de gobierno vigente, estableciendo otro tipo diverso, o sea en suma, para abolir o reformar la Constitución Política que nos rige, o las instituciones que de ella emanan, que es (sic) precisamente uno de los objetivos del alzamiento de armas».
Los políticos de hoy deben felicitarse de haber nacido a tiempo y no haber hecho sus proposiciones en la era de Pérez Miravete, pues con la misma argumentación los habría declarado formalmente presos por el propósito logrado de «transformar política, social y económicamente el régimen de gobierno que nos rige...», pues lo primero que se propusieron fue «reformar la Constitución o las instituciones que de ella emanan...».
¿Se imaginan lo que habrían tenido que decir? «Estamos presos, todos».