REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
13 | 12 | 2019
   

De nuestra portada

Mujeres con el máximo galardón literario


José Miguel Naranjo Ramírez

Selma Lagerlöf
Desde el año 1901 se otorga el Premio Nobel de Literatura, en el 2015 el prestigiado galardón se le otorgó a la escritora Bielorrusa Svetlana Aleksiévich. A partir de este anuncio me surgió el interés por investigar y conocer cuántas mujeres han ganado el Nobel de Literatura desde su creación, el resultado no es muy alentador, en total son 14 mujeres ganadoras del mencionado premio (una cada 8 años en promedio), las cuales son: Selma Lagerlöf, Suecia, en 1909, Grazia Deledda, Italia, en 1926, Sigrid Undset, Noruega, en 1928, Pearl S. Buck, Estados Unidos, en 1938, Gabriela Mistral, Chile, en 1945, Nelly Sachs, Alemania, en 1966, Nadine Gordimer, Sudafrica, en 1991, Toni Morrinson, Estados Unidos, en 1993, Wislawa Szyborska, Polonia, en 1996, Elfriede Jelinek, Austria, en 2004, Dorís Lessing, Reino Unido, en 2007, Herta Muller, Rumania y Alemania, en 2009, Alice Munro, Canadá, en 2013 y Svetlana Aleksiévich, Bielorrusia, 2015.
Indudablemente en la lista deberían existir muchas mujeres más, pero ese es otro tema a discutir, por ahora este artículo está dedicado a conocer un libro de cuatro mujeres elegidas de la lista anterior, y el primer libro elegido es el titulado: El maravilloso viaje de Nils Holgerson, escrito por la sueca Selma Lagerlöf, quien además fue la primer mujer en ganar el Nobel de Literatura.
El libro fue publicado en dos partes, la primera en el año 1906 y la segunda en1907, la historia es didáctica y fantástica, la narrativa es clara, sencilla, sin complicaciones, no existe una sola parte donde el lector pueda tener una duda de la historia o se confunda con los personajes, y por lo regular nos han enseñado que donde está la sencillez, se encuentra la grandeza, y al leer esta gran obra no hace falta ser un especialista en la obra completa de Selma Lagerlöf, para comprender la valiosa obra literaria que Lagerlöf heredó a la letras universales.
El personaje central es Nils Holgerson, quien era un adolescente de aproximadamente 14 años de edad. Nils era muy inquieto, no les hacía caso a sus padres, iba mal en la escuela, en general, Nils era como fuimos muchos de nosotros a esa edad, adolescentes rebeldes. Un día sus padres iban a ir a la iglesia y Nils estaba contento porque por lo menos tendría dos horas sin que lo estuvieran molestando, su padre antes de partir le dijo que debía leer el sermón del día, y que valía más se lo aprendiera bien, porque regresando se lo preguntaría.
Los padres de Nils finalmente se fueron al templo y este joven de mala gana empezó a leer la biblia, como es de esperarse luego, luego a Nils le dio sueño, se quedó dormido y cuando medio despertó, vio a un Duende que estaba en el cofre de su mamá. Nils en lugar de darle miedo, quiso hacerle una maldad al duende y jugar con él, sin embargo, el duende cuando logró escaparse le dio a Nils una bofetada que lo dejó tirado, cuando el joven recobró el conocimiento estaba convertido en un pequeño duende, por supuesto que la primera impresión fue de asombro y no sabía qué hacer, estaba desesperado por recuperar su estatura y volver a ser una persona normal.
Convertido en duende, Nils todo lo veía muy grande, salió al patio y como en su estado natural de hombre civilizado siempre trató muy mal a los animales, estos cuando lo vieron convertido en un duende, no sólo se empezaron a reír de él, sino que le perdieron el respeto. Nils aunque ya no tenía las fuerzas, ni las capacidades para dominar a la naturaleza, le quedaba la arrogancia muy alta, quería seguir golpeando y humillando a los animales, y estos con el mínimo roce se quitaban al duende de encima, pero el cambio de Nils no sólo era físico, también había adquirido otra función y era la de poder platicar con los animales, claro está, que al inicio él no comprendía nada, seguía creyendo que su función y posición era de privilegio ante los animales.
Nils seguía estando con los animales y en ese momento iba volando un grupo de patos silvestres, los patos domésticos que eran propiedad de la mamá de Nils, discutían si debían volar con los patos silvestres y vivir en libertad o seguir cómodamente con la comida segura y un pequeño techo, pero deseando ser libres y vivir su propia vida. Uno de los patos llamado Martin, decidió abandonar el hogar que representaba la esclavitud y la pronta muerte, y se fue en busca de su libertad, Nils creyendo que podía todavía ordenar y disponer, le dijo al pato Martin que no podía irse, el pato no le obedeció, entonces Nils intentó detenerlo abrazándose del pato y este voló y voló, llevándose montado al pequeño duende, quien en el mundo animal pasaría a llamarse pulgarcito.
A partir de este momento iniciarán todas las aventuras e historias narradas en la novela de manera magistral; en cada capítulo y apartado habrá muchas enseñanzas inolvidables que realmente disfrutará el lector, el pequeño duende tendrá que aprender de entrada a ser humilde para poder sobrevivir a tantos peligros que lo acecharán, el pato Martín es el único amigo que al inicio tiene. Si a Nils los consejos de sus padres y el amor que le profesaban no le bastaban para valorar tantas cosas bellas que tenía, esta nueva experiencia de la vida se encargó de enseñarle muchas cosas que nunca más olvidaría.
Es un verdadero lujo poder platicar con Selma Lagerlöf, y viajar junto a Nils Holgerson por todas las regiones de Suecia. Finalmente, ¿no es un mundo maravilloso el que podemos vivir a través de la literatura?, aclarando que no es sólo para entretenimiento, porque cuando lea toda la novela, al igual que Nils, algo habrá cambiado en nosotros.

Pearl S. Buck
En el año de 1938, la Academia Sueca anunciaba que el Premio Nobel de Literatura era para la escritora Pearl S. Buck (1892-1973). Pearl S. Buck fue la cuarta mujer en ganar el afamado premio y la primera de dos mujeres estadunidenses que lo han obtenido. La obra producida por Pearl es bastante amplia, aunque de manera muy general, por lo leído e investigado de su obra, puedo afirmar que gran parte de su producción está inspirada en China, lo anterior se comprende con mayor claridad al saber que la escritora estadunidense vivió desde su niñez aproximadamente cuarenta años en China.
Por lo antes señalado, China será el escenario central de la mayor parte de sus obras más conocidas e importantes, tal es el caso de la novela titulada: La Buena Tierra, publicada en el año 1931 y ganadora del Premio Pulitzer en 1932. La Buena Tierra, inicia la trilogía que Pearl escribirá sobre la familia Wang. No se necesita ser un experto en la cultura China para comprender e interesarse en la novela, porque realmente Pearl S. Buck con su pluma logró describir de manera muy sencilla la vida de algunos pueblos y ciudades, y si poco estamos familiarizados con la forma de vida en China, al terminar la lectura con toda claridad tendremos una idea de cómo se vivía en aquel país un poco antes de la China comunista moderna que surgió a partir de 1949.
Con los datos antes expuestos vayamos directamente a conocer: La Buena Tierra, novela que narra la vida de Wang Lung y toda su familia. La historia inicia el día de la boda de Wang Lung, este personaje era un labrador, vivía con su padre y nunca había estado con una mujer, su padre quien ya era una persona grande y enfermiza, se preocupó por encontrarle a su hijo una esclava como mujer, fue a la casa grade donde vivía la familia más rica del pueblo y acordó con esa gran familia, que la esclava O-lan pasaría a ser esposa de su hijo.
Llegó el día que Wang Lung debía ir a recoger a su esposa como a cualquier objeto, tenía varias semanas que Wang Lung no se bañaba, ese día lo hizo y se arregló lo mejor que pudo, su padre le recriminó que el agua no debía desperdiciarse, que mejor se utilizara para regar la tierra, porque sólo la tierra era la vida, producía dinero y todo tenía que invertirse en la tierra. Sin embargo, para Wang Lung era importante el día de su boda, y pensaba que “un día es un día” y había que vivirlo diferente. Llegó a la casa grande a recoger a su futura esposa, a Wang Lung le costaba aceptar que su esposa no fuera a ser bonita, pero con los siguientes argumentos que le dio su padre había quedado convencido:
“¿Quién ha oído hablar de una esclava hermosa y perteneciente a una gran casa, que fuera virgen? Todos los jóvenes señores se habrían servido ya de ella, y mejor es ser el primero con una mujer fea que el centésimo con una bella. ¿Te imaginas que a una mujer bonita le parecerían tus manos de campesino tan agradables como las manos suaves del hijo de un rico, y tu cara, negra del sol, tan hermosa como la piel dorada de los otros que antes que tú han buscado su placer en ella? Wang Lung comprendió que su padre tenía razón.”
Cuando Wang Lung llegó a la casa grande fue tratado como un labriego, se llevó a O-lan e inició su nueva vida de casado. Pearl S. Buck al describir en su novela un régimen de esclavitud, sobrarán aquí las argumentaciones sobre los derechos de la mujer, el mal estaba en todos los niveles sociales, los ricos adquirían esclavos y los pobres sabían y creían que cuando se casaban con una esclava o mujer pobre, ésta era sólo para tener hijos y atenderlos. Bajo esa mentalidad que implicaba una educación casi general, no existía ninguna posibilidad de cambio, hasta aquí estamos describiendo parte de la organización social de la sociedad China.
En cuanto a la organización económica, la China pre-comunista tenía una economía esencialmente agrícola, de la tierra provenía absolutamente todo, es por ello que Pearl S. Buck escribía en la novela: “Wang Lung se quedó sentado, fumando y pensando en el dinero que había puesto sobre la mesa. Este dinero salía de la tierra, de aquella tierra que él labraba y removía, desgastándose sobre ella, y de las vida que se sustentaba. Gota a gota, el sudor de su frente le arrancaba el fruto, y de aquel fruto provenía la plata.”
Por años Wang Lung trabajó la tierra y se volvió un hombre rico, al grado que llegó a comprarle muchas tierras a la familia de la casa grande en donde había adquirido a su mujer, los hijos llegaron y el mundo de Wang Lung era de prosperidad total. Con el transcurso de los años las cosas cambiaron, la sequía llegó y la pobreza vino con ella, había gente que moría de hambre, no había dinero y aunque hubiera, no había comida para comprar. Wang Lung se vio obligado a emigrar al sur con toda su pobre familia, eso sí, la tierra nunca la quiso vender, pensaba que algún día regresaría a trabajarla y recuperaría casa, dinero, y posición, porque no olvidemos que la tierra era la vida.
Wang Lung llegó a vivir a la ciudad, desconocía todo el avance de las grandes ciudades, el tren, la tecnología de la época, etc. con momentos muy difíciles empezó a trabajar en las calles de la ciudad, donde se escuchaba sobre guerras, revoluciones, y un día cuando algo llamado Revolución estalló, los pobres se metieron a robar a la casa de los ricos y en ese momento Wang Lung se apoderó de una fortuna de oro, lo primero que hizo fue regresar a sus tierras, reactivó sus siembras y obtuvo grandes cosechas, con el transcurso de los años se volvió un hombre muy pero muy rico, a partir de esta etapa vendrán importantes cambios en la vida de la familia Wang.
Siendo un hombre rico y con poder, los cambios más notables de Wang Lung fueron el gusto por las mujeres, la opulencia, su familia, excepto su esclava esposa, también fue atraída por los lujos, en general, la novela: La Buena Tierra, nos cuenta una larga historia de la familia Wang, donde se aborda una gran variedad de temas que implica una problemática social tan humana, que seguro estoy se viven en cualquier parte del mundo sin importar el modelo político económico que impere.
Finalmente, cuando la academia sueca otorgó el Nobel de Literatura a Pearl S. Buck, la motivación fue: “Por sus descripciones ricas y verdaderamente épicas de la vida campesina China y por sus obras maestras biográficas.” La Buena Tierra es un ejemplo de ello.

Nelly Sachs
En el año 1966, la Academia Sueca resolvió otorgar el Premio Nobel de Literatura de manera compartida, al escritor Shmuel Yosef Agnón (1888-1970), y a la escritora Nelly Sachs (1891-1970). La primera característica que une a estos escritores galardonados es el pueblo Judío, Shmuel es el primer israelita en ganar el Nobel y Nelly Sachs aunque nació en Berlín, Alemania, era de origen Judío.
La sola biografía de Nelly Sachs, otorga demasiados elementos valiosos para escribir una columna, desde muy niña era ferviente lectora, siendo muy joven empezó a escribir poesía, una de sus autoras favoritas fue precisamente la primera mujer en recibir el Premio Nobel de Literatura, Selma Lagerlöf, con la cual por años se estuvieron enviando cartas. Nelly Sachs declaró que: “A los quince años le regalaron Gösta Berling de Selma Lagerlöf.” Quién iba a pensar que con el transcurso de los años cuando Hitler arribó al poder e inició el holocausto Judío, Selma Lagerlöf logró rescatar de la muerte a Nelly Sachs y a su madre.
Nelly Sachs explica: “Llegamos aquí para evitar la muerte. Mi madre cada noche todavía experimentaba terror. ¡Pobreza, enfermedad, desesperación total! Todavía hoy no sé cómo pude sobrevivir. Pero el amor al último hombre amado me dio valentía. De este modo surgieron: En las moradas de la muerte y casi al mismo tiempo Eli…”.
Nelly Sachs fue una mujer perseguida por el nazismo, todo lo vivido, sufrido, padecido, con el transcurso de los años viviendo en Suecia, lo convertirá en literatura de una manera brillante, tal es el caso de las tres obras tituladas: Eli, En las moradas de la muerte, Eclipse de la estrella, que Nelly Sach compiló bajo el título: La Pasión de Israel. Nelly Sachs narra de manera lirica lo que fue la persecución nazi, las lamentaciones del pueblo Judío, las humillaciones, la muerte, la desesperación y olvido de un pueblo que por ser el elegido, ha sido tal vez el más sufrido.
Lo primero que se percibe al momento de leer: Eli, La Pasión de Israel, es que no es la clásica obra de teatro donde todos los personajes tienen unidad en la historia, sí existe unidad en el tema. Lo que Nelly Sachs escribió es un teatro lirico, una cantata, donde se escuchan voces, coros, lamentaciones, sin embargo, desde mi análisis considero que existe una historia que es el alma de la obra, la historia está centrada en un niño de ocho años de edad llamado Eli.
En la escena I, una Panadera platica con la Lavandera, en este diálogo inicial de la obra, la Lavandera comenta lo siguiente: “Fue por la mañana, cuando buscaron al hijo, le arrancaron de la cama, del sueño. Como anteriormente arrancaron la puerta del cofre de los misterios en el templo –protégete, protégete– Así le arrancaron del sueño. Rhali, su mujer, también la arrancaron del sueño, el atajo, donde se sentó la viuda Rosa, en la esquina, en la ventana, y contó cómo sucediera antes de que le cerraran la boca, con un espino, porque su marido era jardinero. Eli corrió en camisa de noche tras sus padres, en la mano el silbato, con el que silbó a los prados, a los corderos, a los becerros –y Samuel, el abuelo, corrió tras su nieto.
“Y cuando Eli vio, vio con sus ojos de ocho años, cómo empujaban a sus padres, se puso el silbato en la boca y silbó. Y no silbó como se silba al ganado o en el juego, decía la viuda Rosa, cuando todavía vivía, echó atrás su cabeza, como los ciervos, como los corzos antes de beber en la fuente. Elevó su silbato al cielo, silbó hacia Dios, Eli, decía la viuda Rosa, cuando todavía vivía.”

La Lavandera le relataba lo antes transcrito a la Panadera, porque llevaba la camisa recién lavada del niño Eli: “Vengo de la lavandería, de la lavandería, lavé ropa de muerto, lavé la camisa de Eli, lavé sangre, lavé sudor, sudor de niños –lavé muerte.” Desde un inicio claramente se sabe que al niño Eli lo habían asesinado junto a sus padres, una historia desgarradora como tantas otras. En los 17 actos que se compone la obra, se escucharán lamentaciones y más lamentaciones, porque para Nelly Sachs el pueblo Judío ha sido el elegido, pero al mismo tiempo el pueblo más sufrido y perseguido, derivado de ello podríamos preguntarnos ¿elegido para qué?, siempre se ha dicho que el camino es la salvación, pero, ¿salvación de qué?, ¿valdrá la pena sufrir tanto por una causa, para tratar de alcanzar lo incierto?
Las reflexiones antes expuestas se originaron cuando el niño Eli silbaba dirigiéndose a Dios, las interpretaciones sobre este acto son variadas, pero podría ser que al silbarle a Dios, le estaba reclamando su abandono, Eli con el silbido le decía, Dios somos tu pueblo y nos has olvidado, si tú todo lo puedes ¿por qué permites esta matanza?, ¿por qué no eliminas tanta maldad en los hombres?, ¿por qué estás permitiendo la eliminación del pueblo que tu elegiste como sagrado?
En la escena 13, Miguel quien personifica el personaje del Zapatero, investiga la muerte del niño Eli, y platicando con un campesino, Miguel comenta: “Cuando llevaban a sus padres a la muerte corrió en camisa tras suyo… Campesino, En camisa tras suyo… Miguel- Con este silbato silbó pidiendo ayuda a Dios… Campesino- Ayuda a Dios… Miguel- Entonces le golpeó un soldado… Campesino- Entonces le golpeó un soldado.”
La obra: Eli, La Pasión de Israel, es desgarradora, pero tristemente lo relatado incluso puede que sea corto a lo realmente vivido por el pueblo Judío, por supuesto que en la obra de teatro se está realizando una fuerte crítica a un siglo totalmente inhumano, donde es muy entendible que hasta los valores más sólidos se debilitarán, y con un grito desesperado, Nelly Sachs llegó a expresar: “Cuando mi piel sea destruida, veré a Dios sin mi carne”.

Toni Morrison
Con algunas interrupciones por motivos de las dos guerras mundiales, el Premio Nobel de Literatura se otorga desde 1901. En el año 1993, el Nobel fue otorgado a la escritora estadunidense Toni Morrison (1931- ), la cual fue la octava mujer en recibirlo y la primera mujer de color negro. Puntualizar que sea la primera mujer negra en recibir el Premio, podría escucharse ofensivo, inapropiado e innecesario, sin embargo, si se puntualiza es porque la obra de Toni Morrison, está dedicada a defender los derechos de su raza que por siglos ha sido esclavizada, humillada y explotada.
Lo anteriormente señalado se corrobora al momento de leer parte de la obra de Toni Morrison. Su primera novela se titula: Ojos Azules, publicada en 1970, novela que inicia la temática en defensa de la raza negra y que desde una opinión personal, la temática vendrá a consagrarse en 1977 cuando salió publicada la obra considerada cumbre de Toni Morrison, titulada: La canción de Salomón.
El 7 de diciembre de 1993, al momento de recibir el Premio, Toni Morrison al pronunciar el discurso de aceptación del Nobel, realizó una brillante defensa del lenguaje, señaló que si bien el idioma sirve para embellecer, también debe servir para defender las libertades y dignidad de los hombres, y es precisamente lo que Morrison ha hecho toda su vida como escritora, su pluma, su voz, han llegado muy lejos, y en mucho han contribuido para tratar de construir sociedades menos racistas y elitistas como en las que ella vivió.
El histórico y triste conflicto racial entre negros y blancos que se vivió, (vive), en Estados Unidos de América, está brillantemente desarrollado en la novela: La canción de Salomón. En esta obra Morrison a través de la vida de tres generaciones de la familia Macon Muerto, nos enseñará lo difícil que fue vivir en esas sociedades si eras negro e incluso Morrison no sólo desnudará la crueldad de los blancos, de igual manera realiza una fuerte crítica por la forma de defenderse de los negros, porque muchas veces sus injustificadas defensas eran tan bárbaras y crueles como eran los ataques de los blancos.
La novela está compuesta en dos partes, integrada por XV capítulos, la familia Macon Muerto será inicialmente el escenario central, esta familia está integrada por don Macon Muerto y su esposa Ruth, de ellos nacieron sus hijas Magdalena llamada Lena y Corintios, así como el único hijo varón Macon Muerto, conocido en toda la historia por el apodo de “Lechero”.
Por supuesto que en la historia habrá más personajes importantes, entre ellos, Pilatos Muerto quien era hermana de don Macon Muerto, su hija Rebe, quien a su vez tuvo a su única hija llamada Agar. Estas tres mujeres vivían juntas y existían muchas cuestiones en común, ejemplo es que Pilatos Muerto al momento de nacer su madre murió, su hija Rebe nunca supo quién fue su padre y, Agar tampoco conoció a su padre, por estas y otras circunstancias más, ellas vivían apartadas de la sociedad y sobre todo de don Macon Muerto quien era un hombre rico, exitoso, de origen negro, pero con el tiempo había adquirido una vida como de blanco.
Con el avance de la lectura, poco a poco se va percibiendo que el personaje que se convertirá en el personaje central de la historia es Lechero, y tal vez, lo secunde su amigo Guitarra. Don Macon Muerto le tenía prohibido a su hijo Lechero que visitara la casa de Pilatos, por supuesto que al joven le intrigaba saber cuál era el motivo del alejamiento entre su padre y tía, siendo ya un joven Lechero, fue con su amigo Guitarra a la casa de Pilatos, conoció a su tía, a su prima Rebe y a la hija de ésta Agar. Lechero inmediatamente se enamoró de Agar e inició una intensa historia de amor, que terminará en tragedia.
En cada personaje ya sea de manera individual o colectiva, la novela desarrollará la historia de su vida, parte importante de los conflictos que se leen en la historia son originados por problemas raciales, para ser más preciso, el propio raro nombre de Macon Muerto tiene un origen racial. En esta obra Morrison incluye acontecimientos que en su momento tuvieron un fuerte impacto en la sociedad norteamericana a mediados del siglo pasado, ejemplo de ello es que los personajes de la novela abordan el tema de la trágica muerte del joven negro de 14 años llamado Emmett Till, quien fue asesinado en 1955, por el hecho de haber enamorado a una mujer blanca.
“Saldrá en el periódico de mañana. –Esas noticias nunca las publican en los periódicos de los blancos. Sólo si ha habido una violación. –¿Qué coño importa eso? gritó Guitarra, matan a un chico y vosotros os preocupáis de si un blanco lo dice o no en los periódicos. Le lincharon, ¿no? está muerto, ¿no? ¡Y todo porque silbó al coño de una Escarlata O Hara! –¿Por qué tuvo que hacer una cosa así? preguntó Freddie. –Le dio la gana de silbar. ¿Y qué? Guitarra estaba furioso. ¿Tenía que morir por eso? –Era del norte. Dijo Freddie, y quiso hacerse el importante en el Condado de Bilbo. ¿Quién se creía que era? –Un hombre eso creía que era, dijo Tommy Ferrocarril. –Pues se equivocó, dijo Freddie, en Bilbo no hay hombres negros. –Los hay, dijo Guitarra. –¿Quiénes? preguntó Freddie. –Till. Él era un hombre. –Till está muerto y los muertos no son hombres. Un muerto es un cadáver, nomás un cadáver. –Un cobarde vivo tampoco es un hombre –dijo Porter.”
Por estas y otras muertes, Guitarra pertenecía a la secreta agrupación de “Los Siete Días”, muy parecida a la antigua agrupación llamada Ku klux Klan, sólo que estos mataban a los blancos aunque fueran inocentes, los siete miembros tenían un día asignado y si en ese día un negro era muerto, a los siete días un blanco aunque fuera totalmente inocente aparecería muerto por el miembro encargado de la agrupación, el día domingo era el día que le tocaba actuar a Guitarra.
La novela abarca una gran cantidad de temas de enorme valor inabarcables en una pequeña columna. Para finalizar me quedo con parte del discurso de Toni Morrison al momento de recibir el Nobel: “La vitalidad del idioma está dada por su capacidad de ilustrar la vida soñada y posible del que habla, del que lee y del que escribe. Morimos. Puede ser ése el sentido de la vida. Pero creamos la palabra. Y ésa puede ser la medida de nuestra vida”. Sin duda alguna en la obra: La canción de Salomón, la palabra fuertemente pronunciada es igualdad, hermandad, dignidad, y ésa debería ser la medida y esencia de nuestras vidas.

miguel_naranjo@hotmail.com