REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
23 | 07 | 2019
   

Confabulario

Luz Down y mirar


Ángel Acosta Blanco

Si no calienta es mejor abrigarse.
No me gustan las nueces porke el paraguas se enrosca en la lluvia.
Está bien. Todo está bien.
Sólo quiero saber por ké.
Te regresaré tu dignidad oceánica.
Puedes prender la tele.
Te pido ke me devuelvas mi rostro ke se kedó en tu mente.
Cumple en una escalera circular. Me gusta subirlas y bajarlas.
Las hago mías. Acompañadas siempre por la luz.
Apagar las velitas no me gusta.
No me gusta cuando el alba despierta mi reloj.
Me costó un gato.
Ya vi la puerta de salida.
No quiero ke tú prendas la luz.
Sueña debajo de la colcha.
La ventana no me gusta ke enseñe lo de afuera.
¿Te cuento hasta diez? Sí.
Uno,
Dos,
Tres,
¿Quieres ke empiece otra vez? Sí.
Tres…
Cuatro…
Ocho, nueve y diez.
Ocho, nueve y diez.
Ochonuevediez… y veinte, y cien, y mil.
Las alitas también son cortas.
Tu diente no me toca el corazón.
Lo llevaré personalmente entre mis plumas cuando Dios venga.
Sí.
Mi rostro oxidado ante tanta luz.
Aún no conozco, pero mucha falta me hace.
Ya volviste a prender la tele.
Recibí el periódico.
Me gusta su bicicleta.
¿No terminas de prender la tele?
Abro la boca para detenerte.
Escribo con ella, y una cascada moja mi pecho.
Y no estoy.
Ke fácil es no estar.
Soy pingüino ke vigila y corre.
Papá no está.
Sí.
No me hace volar.
Sufro cuando estoy.
No me gusta no estar.
La gasolina se tira. Un hilito se rompe. El piso se va…
Mamá compra. Todo está bien.
Trato de esconderme debajo del mouse.
Todavía no cabe mi cabello.
Mi hermano se fue de viaje.
Su zapato se quedó sólo.
El espejo lo amarró en su ojo.
Hay un guardián ke ladra.
A veces me muerde la cara.
Luego me tira y me ve y baila.
Y me ve y me rio y se va rápido. También de viaje.
No veo por atrás.
Mis colores son míos: Ocho, nueve y diez…
Desde abajo miro los pies de todos: Ocho, nueve.
La mesa nunca me quita: Nueve.
La luz sigue llegando: Diez…
Si no calienta es mejor abrigarse.
La mesa…
Nunca me quita.
El foco…
No me mira.
No me grita.
No me quita.
No me encuentra.
Me habla.
Se enoja.
Sólo me escucha con su luz.
Me gusta la lluvia porke caen nueces de aire que brincan en el paraguas
Pero hay un corazón dentro de las estrellas.
Y un conejo en la luna, y me ve, y me rio también.
Si no calienta es mejor abrigarse.
La luz sigue llegando…