REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
21 | 11 | 2019
   

Letras, libros y revistas

La Biblioteca de David recomienda…


David A Figueroa Hernández

De sirenas a sirenas. De los profundos pensamientos de René Avilés Fabila, reviste el presente libro una especial relevancia. En América Latina, por desgracia, cada vez se cuentan menos escritores que nos sumerjan en los laberintos cuentísticos, no obstante, quienes se adentran a esta peculiar literatura, nos recuerdan la gran imaginación que todo ser humano tiene y que la vida moderna y cotidiana, borra de tajo.

En este caso, Avilés Fabila nos conduce a un mundo que nos recuerda a la Grecia antigua, esa mitología en la que se referían las grandes creencias de la civilización griega, sus orígenes y sus grandes proezas al lado de los Dioses del Olimpo. Sin embargo, también refiere las grandes deidades y creencias de los hombres, tal como fueron las criaturas fantásticas del México prehispánico o aquéllas que ante la visión del cielo y las estrellas, el hombre puede crear.
Con título atrayente en sí mismo, y dividido en cuatro capítulos, el autor nos hace reflexionar sobre el devenir de ciertos seres que, aunque majestuosos, poco o nada se sabe sobre su evolución y su destino en la tierra.

Ejemplo de lo anterior y como título sugestivo, tenemos a las sirenas, esas semidiosas que hacían de los hombres sus presas para no devolverlos más a las turbias aguas marinas. La pluma de Avilés Fabila nos hace reflexionar sobre la verdadera realidad de esos míticos, sobre la supuesta belleza portentosa que muchos autores pregonan cuando la realidad nos indica que poseían una fealdad tal, que se deja a la imaginación el acercamiento de los hombres a dichos seres celestiales. Los científicos actuales explican que los marinos de la antigüedad creían ver sirenas cuando en verdad eran manatíes, lo que explicaría su fealdad.

Por otra parte, transporta a los lectores a otras historias similares, como los casos del Minotauro y El Grifo. En el caso del primero, célebre monstruo mitad hombre y mitad toro que en su guarida laberíntica devoraba humanos y que poseía cabeza de toro y cuerpo de hombre, aunque también refiere, dialécticamente, la afirmación de Dante al citar que su cabeza era humana y su cuerpo de dicho animal. Respecto de El Grifo, además de citar sus características físicas, menciona que su destino es incierto ya que dada la avaricia del hombre, hoy ya no existen más y las nuevas generaciones no pueden vislumbrar su poderosa y enigmática figura.

Mención especial atribuye a las serpientes, animales indignos de una culpa religiosa y propensas al prejuicio humano, no obstante, en la presente obra, René Avilés Fabila las transforma en animales majestuosos que en algunos casos, viajan por las noches y colaboran a que la lujuria florezca dócilmente entre las piernas de una dama, o que divaguen por el mundo difuminando su pelaje o vuelen por el mundo a través de sus alas majestuosas.

En las últimas hojas, a la más firme sensación de un cuento de terror, el autor nos adentra por una historia familiar escalofriante sobre los nahuales, míticos sacerdotes mesoamericanos que servían de acompañantes a los difuntos al más allá y en la que el narrador resulta convertido en aquello a lo que más temía.

Finalmente, prologado por Rubén Bonifaz Nuño y profusamente graficado por el maestro José Luis Cuevas, De sirenas a sirenas es una lectura ampliamente recomendada para quienes disfrutan de la buena literatura mexicana.


De sirenas a sirenas. René Avilés Fabila. Universidad Autónoma Metropolitana. 2010, 126 pp.

dfigueroah@yahoo.com.mx