REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
15 | 09 | 2019
   

Letras, libros y revistas

El polémico retorno de Leonardo Márquez a México (1895)


David A Figueroa Hernández

La prensa como arena política. El polémico retorno de Leonardo Márquez a México (1895). El periodo comprendido entre 1876 y 1911 en el que gobernó el general Porfirio Díaz se caracterizó por grandes avances en cuanto a infraestructura se refiere así como un fuerte posicionamiento hacia el exterior aunado a las sanas finanzas de la administración pública; la pax porfiriana y la modernización, fueron los sellos característicos de la gobernanza.
Durante la época citada, las injusticias y los reclamos sociales aumentaron notablemente; a la postre, esto daría vida a lo que conocemos actualmente como Revolución Mexicana que encabezaría Francisco I. Madero.
Sin embargo, al interior de este rico periodo de la historia de México, se encuentran otros escenarios poco estudiados y analizados; ejemplo de ello es la influencia que la prensa tenía en esos momentos ya fuera apoyando al régimen o reclamando su independencia de éste. Por si esto fuera poco, los vaivenes políticos y las fuerzas al interior del país, se disputaban los cacicazgos, siempre con la venia que el presidente Díaz les podía proporcionar.
En este sentido, el autor, Arturo Ríos, nos presenta un momento crucial en la historia del Porfiriato, el año 1895, donde varios sectores políticos buscaban hacerse favoritos del “dictador” para ingresar, mantenerse o bien eliminar a quienes les eran problemáticos para sus fines.
Para este año, el régimen se encuentra en su máximo esplendor político y también social; lo económico apenas daría sus primeros frutos y lo cultural resplandecía en el extranjero a través de varios exponentes en cada una de las bellas artes. Dentro de este escenario se encuentra la figura de Leonardo Márquez, viejo conservador a quien se le achacaran las matanzas de Tacubaya en 1861 durante la etapa conocida como la Guerra de los Tres Años así como los asesinatos de Melchor Ocampo, Leandro Valle y Santos Degollado. Una vez que triunfó el bando liberal, México se enfrentó a la invasión francesa de 1864-1867 en donde Maximiliano de Habsburgo gobernaría bajo el denominado Segundo Imperio gracias a las fuertes deudas y problemas internos que nuestra nación tenía en ese momento. Leonardo Márquez sería una figura importante para Maximiliano pese a su traición al no apoyarlo en su caída en la ciudad de Querétaro.
Este personaje apodado “El Tigre de Tacubaya” hizo su petición al gobierno federal de Porfirio Díaz para poder regresar a su Patria después de sus años en el exilio en La Habana; Manuel Romero Rubio, principal promotor de su regreso, convenció al presidente Díaz de que un hombre de esa edad (contaba con 75 años) ya no sería un problema político, mucho menos reencarnaría las viejas ideologías conservadoras a las que el propio general se habría enfrentado hace casi 40 años.
Es así como a su regreso, la polémica no se hizo esperar y tres diarios (objetos del análisis de la lectura) se encargarían de abordar la llegada y estancia en el país de tan distinguido ciudadano: El Universal, El Demócrata y El Monitor Republicano.
El primero de ellos, El Universal, resultaba en un apoyo invaluable para el sector denominado “Los Científicos” quienes eran liderados por José Yves Limantour, ministro de Hacienda, y quien daría estabilidad económica al régimen del viejo mandatario; El Demócrata, un periódico que desde un inicio encolerizó contra El Universal y los miembros jacobinos que éste elogiaba pero que por algún tiempo también simpatizó con ciertos comentarios respecto al régimen. Finalmente El Monitor Republicano, periódico que constantemente atacaba a la administración y que simbolizaba una independencia editorial apenas visible respecto a los periódicos de la época. Cada uno de ellos jugaría un papel trascendental en cuanto a las posiciones políticas del regreso de Márquez a México.
El autor desnuda las complicidades, los asuntos políticos arreglados a la vieja usanza ya fuera a través de la negociación o a través de la prisión para quienes atacaban. Sin duda alguna un libro que merece una atención especial debido al entramado político que originaría la presencia de un general viejo pero que en la historia de México nunca fue encarcelado por los crímenes que la misma historia se encargó de adjuntarle y de los cuáles él nunca asumió sino meramente como un simple alfil de un superior al que habría que obedecer. Sin duda alguna un personaje al que habría que dedicar estudios más extensos e imparciales. El lector que guste de este periodo de la historia de nuestro país, encontrará un delicioso platillo en cada una de sus páginas.

La prensa como arena política. El polémico retorno de Leonardo Márquez a México (1895). Arturo D. Ríos A. / Instituto Mora-CONACYT. 2015, 170 pp.
dfigueroah@yahoo.com.mx