REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
09 | 08 | 2020
   

Letras, libros y revistas

Con mirada de mujer


Martha Chapa

Acaba de aparecer un interesante libro que constituye un valioso rescate en el campo de las artes visuales.
Se trata de todo un hallazgo, que tiene un doble atractivo, pues a la revelación de un acervo histórico en el campo de la fotografía se suma el hecho de que la obra es de autoría de una mujer, asunto inusual en la época en la que se captaron las imágenes que se reúnen en esta obra.

La pionera en esas lides se llamaba Sara Castrejón, a quien se le considera la primera fotógrafa de la Revolución mexicana. De hecho, comenzó a registrar aspectos de la gesta revolucionaria hace justo 100 años, en abril de 1911, cuando las tropas maderistas al mando de Jesús H. Salgado tomaron Teloloapan, poblado en la región norte del estado de Guerrero. Sin embargo, Sara Castrejón había empezado años antes su labor en este campo, por entonces casi exclusivo de los hombres.

Nacida en Teloloapan en 1888, a los 18 años, contra las costumbres de la época, viajó a la ciudad de México para aprender fotografía. Regresó a su tierra antes del inicio del movimiento armado y permaneció ahí durante la insurrección suriana, capturando imágenes que ahora son invaluables.
Entre balazos y fusilamientos, y por tanto frente a cientos de muertos y heridos, no dejaba de accionar su cámara, no sólo con gran arrojo, temple y valentía, sino con ese enfoque sutil y de curiosidad por el detalle que puede aportar la mirada de una mujer.

Si bien se calcula que su archivo llegó a comprender entre dos mil y tres mil fotografías, la mayoría de ellas se perdió por el descuido y los saqueos. Sara Castrejón nunca se casó y no tuvo descendientes, por lo que no hubo herederos que cuidaran de su obra, de modo que gran parte de ésta se perdió. Sin embargo, las fotografías que aún se conservan son suficientes para mostrar su sensibilidad artística, además de que constituyen testimonios de los hechos revolucionarios.
La buena noticia es que esta obra perdurará gracias a la reciente aparición de un excelente libro que lleva como título Sara Castrejón, fotógrafa de la Revolución, cuyo autor es etnólogo, también guerrerense, Samuel Villela. La obra, editada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, está dividida en nueve apartados que incluyen más de un centenar de imágenes captadas por Castrejón en un largo periodo de más de 50 años: entre 1908 y 1959.

Hubiera sido deseable que en el marco de los festejos del bicentenario de la Revolución mexicana se le rindiera un homenaje a esta mujer, aunque lo importante es que no se le ha echado al olvido y que gracias al trabajo acucioso del maestro Villela sabemos de ella y de sus valiosas contribuciones a la historiografía mexicana.

Con esta excepcional investigación de Samuel Villela –quien, por cierto, también es un destacado fotógrafo–, de seguro podría montarse una magna exposición y ofrecer conferencias en torno a la vida y obra de Sara Castrejón.

Por lo pronto nos felicitamos por la aparición de este libro. Estaremos muy pendientes del caso y esperamos tener el privilegio de ahondar en las bellas y reveladoras fotografías de esta notable mujer guerrerense.

enlachapa@prodigy.net.mx
www.marthachapa.net