REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
13 | 12 | 2019
   

Letras, libros y revistas

La Biblioteca de David recomienda…


David A Figueroa Hernández

Amores Adúlteros… el final. Las historias que giran en torno al amor en cualquiera de sus manifestaciones, continúan como de las más asiduas por parte de los lectores sin importar género y época a la que se refieran. No obstante, la búsqueda de eso que sólo el amor prodiga, resulta inverosímil, alocado, perverso y hasta sublime.

En esta secuela encontramos ese juego que a todos enrojece pero que es real y que todos en algún momento decisivo -si no caemos en sus garras-, nos sentimos tentados a ello, es decir, un amor ajeno, prohibido, confidente, adicto, adúltero.

De la mano de los autores, encontramos una historia, como las miles que abundan en nuestra ciudad, en nuestro país, en el mundo. Una pareja que descubre que su par ya no satisface su necesidad amatoria, sea ideal o carnal, y deben buscar la recreación en otredades aún en contra de haber consolidado una “sólida familia” con una pareja estable.

El lector, a su debido momento, se sentirá no sólo identificado sino que gustará, de este tórrido romance fuera del matrimonio, en el que al principio gesta un miedo por la constante culpa de ser atrapado en lo prohibido y que tras varios actos consecutivos, se vuelve una rutina para saciar los más oscuros apetitos que reclaman el cuerpo y el espíritu.
Importancia relevante pero necesaria, la que es atribuible a esos lugares eróticos de cinco estrellas -portada misma del libro- en los que por fuera visten estructuras que van de la majestuosidad al improvisado y barato recoveco para hacer el amor, donde cualquiera de nosotros puede sucumbir, despojándonos de nuestra personalidad para adentrarnos en los múltiples laberintos del amor y del sexo, de las ansias por poseer.

El constante juego entre el ser y el deber ser, se encuentran, chocan y se vuelven en una coexistencia mutua en cada día que transcurre; las responsabilidades con la pareja se dejan a cambio de una incitante búsqueda por el placer y por esa jiribilla que sólo la pasión nos indica que esa persona nos atrae, nos gusta, la deseamos y, finalmente, nos entregamos.
El amor y el deseo constantes, resultan artilugios que no respetan edad, sexo o condición social; el ser humano las experimenta en algún momento de su vida. El hombre puede ser extremadamente salvaje e irreflexivo, pero también puede convertirse en un manantial de cariño y amor.

Ubicados en la época actual, la narración nos lleva a conocer una historia de pareja, de cómplices amistades, en la que ambas partes sufren un enamoramiento sorpresivo, intenso, que los orilla a refugiarse, al menos, un par de días a la semana, en ese lugar especial para que afloren sus más intensas pasiones.

Al final, sabiendo que no podrán estar sin la otredad, deciden continuar con sus vidas de forma normal, sin embargo, el tiempo que la relación exige, los lleva a pensar si realmente sus respectivas parejas son las indicadas con quienes desean pasar el resto de sus vidas.

Finalmente, cada uno se complementa al retratar vivamente sus intenciones y continuar por el sendero de la sorpresa, imaginación y felicidad que proporciona el único amor verdadero.

Amores Adúlteros… el final. Beatriz Rivas y Federico Traeger. Editorial Alfaguara. 2011, 255 pp.

dfigueroah@yahoo.com.mx