REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
06 | 07 | 2020
   

Arca de Noé

IPN: educación, desarrollo y progreso


Martha Chapa

Para nuestra satisfacción y regocijo, cumple 75 años una de las más importantes instituciones creadas en México. Me refiero al Instituto Politécnico Nacional, que inició su invaluable labor en 1936.
En esa época nuestro país entraba apenas a un pro- ceso de estabilización tras los devastadores efectos de la Revolución mexicana, tanto en el aspecto económico como en la vida social y educativa.

Pero es esa fuerza renovadora que surge de una sociedad que se rebela y se opone al régimen dictatorial de Porfirio Díaz, la que acarrea cambios y empieza a construir nuevas instituciones de y para el pueblo de México. Así, el Poli nace de las exigencias que el país tenía en cuanto a la vinculación educativa con los sectores productivos.
Desde sus primeros años los resultados fueron mag- níficos y hasta nuestros días la tendencia histórica ha sido ascendente desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo.

No sólo su matrícula y la plantilla de maestros se han ampliado, sino también las variadas e indispensables carre- ras que ofrece, su rico acervo de investigaciones, su desa- rrollo tecnológico y sus hallazgos científicos, además de la formación de profesionales con un sentido humanista, que abarca al igual arte, cultura y deporte.

El acto que dio inicio a las celebraciones por tan bené- fica presencia en nuestra historia contemporánea se llevó a cabo esta semana en el Palacio de Bellas Artes, donde estu- vieron presentes el presidente de la República, el secretario de Educación Pública y la directora general del Instituto Politécnico Nacional, por cierto, la primera mujer que ocupa ese cargo. Entre los tres trazaron la ruta ascendente de la comunidad politécnica a lo largo de su existencia.

Ahí, con todo mérito entreveraron los nombres de sus fundadores: Lázaro Cárdenas, Juan de Dios Bátiz, Luis Enrique Erro y otros más.

El presidente Felipe Calderón aportó datos reveladores, como los siguientes: en 2006 sólo 24% de los jóvenes podían realizar estudios superiores, frente al 30% que pueden hacer- lo hoy, gracias a que se otorgan becas a casi medio millón de estudiantes (75% más que en aquel año). Señaló, asimismo, que durante su administración se han abierto 39 institutos tecnológicos, 24 universidades politécnicas y 19 universida- des tecnológicas, y que se hará una inversión histórica en la educación, que va de 6,000 millones en 2006 a casi 11,000 millones en 2011.

En su oportunidad, el secretario Alonso Lujambio hizo referencia sobre todo a la presencia de José Vasconcelos en el ámbito educativo y la cultura de la patria. También recordó que el bachillerato del IPN obtuvo por tercer año consecutivo el primer lugar en la prueba Enlace a nivel medio superior.
También Yoloxóchitl Bustamante, directora de la institu- ción homenajeada, aportó un breve pero ilustrativo recuento de lo que el IPN ha representado para la nación. Resaltó que en 1936 abrió sus puertas a 14 000 estudiantes. Por cierto, hoy en día cuenta con 82 unidades académicas en 17 entida- des con 280 programas de enseñanza y han egresado de sus aulas 800 000 profesionales desde su fundación.

Quienes estuvimos presentes en este evento pudimos refrescar la memoria de esos hombres y mujeres que han apuntalado a nuestro Politécnico Nacional. De igual forma, presenciamos la fina y artística escenificación al final del acto con una afortunada mezcla de información, imágenes, música, ballet y acrobacia, simbolizando las grandes metas conseguidas ayer y hoy, con una visión avanzada del futuro.

El encuentro concluyó, claro está, con la legendaria porra del Poli, a la que nos sumamos con orgullo y admira- ción, dadas sus inmensas e invaluables contribuciones, como una de nuestras más esenciales instituciones educativas tanto en el pasado como en el presente: ¡Welum, Wellum... Politécnico, Politécnico: Gloria!


enlachapa@prodigy.net.mx
www.marthachapa.net..