REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
21 | 07 | 2019
   

Arca de Noé

Impacto de las encuestas en el resultado electoral


Jorge Mancillas

Además de la contradicción señalada por Leonardo Valdez, entre la postura del PRD de rechazar el impacto de las encuestas en la elección Federal y no en la elección del DF, el argumento del PRD revela una ignorancia completa de la base de conocimiento técnico (y hasta cierto punto de la ciencia) de la actividad electoral.

Yo participe por varios años, primero a nivel de voluntario y por algunos años a nivel profesional, en campañas electorales del movimiento sindical en Estados Unidos. Recibí entrenamiento en la academia creada para este objeto por el ala progresista del partido demócrata.

Les puedo asegurar que es de conocimiento común entre los profesionales del área, que la difusión de resultados de encuestas que favorecen a un candidato son un factor de impacto negativo, no positivo. La razón es que pueden ser y frecuentemente son, factor que cataliza una mayor participación de los que favorecen al candidato contrario y al mismo tiempo disminuyen las probabilidades de que quienes apoyan al delantero, sientan mucha urgencia de ir a votar.

En el caso de México, la disminución de la ventaja de Peña Nieto el día de las elecciones, con relación a lo que mostraban las encuestas, podría muy bien deberse en parte a ese fenómeno. Alguien debería realizar una encuesta, y a quienes respondan que no votaron, preguntarles por quien hubiesen votado y no me sorprendería que el número de simpatizantes de Peña Nieto que no votaron fue mayor que el de seguidores de AMLO. En términos técnicos, el índice de ausentismo de los favorecedores de un candidato que encabeza las encuestas es generalmente mucho mayor, y el índice está relacionado con la magnitud de la ventaja que mostraban las encuestas previas.

No tienen idea del esfuerzo que pusimos en campanas cuando nuestro(s) candidato(s) encabezaban las encuestas, para tratar de impedir ese efecto negativo. En campañas en que yo participé como parte del núcleo de dirección estratégica, cuando nos veíamos en esa situación, la considerábamos como una emergencia y arreciábamos los esfuerzos para motivar y organizar el 'get out the vote', es decir, las actividades para movilizar el voto el día de las elecciones. Esto incluía recordar a la gente que ya habíamos confirmado apoyo a nuestro candidato, a través de llamadas telefónicas, visitas domiciliarias y reuniones en los centros de trabajo, poniéndole colgajes en las perillas de la puerta de su casa, llamándoles por teléfono, visitándoles en la mañana antes del trabajo y al volver de éste, y hasta ofrecerles llevarlos a la casilla.

Lo cual tiene relación con los mañosos videos sobre el uso de tarjetas de Soriana, pues alguien tiene que hacer todo ese trabajo. Cuando los vi, noté que la mujer entrevistada mencionó, en respuesta a una mujer cuya voz se escucha pero nunca se ve ni se le identifica y quien visiblemente está tratando de influir en las respuestas, la entrevistada dice que fue por el trabajo que hicieron por el partido. ¡Pues si!

Nosotros, en el movimiento sindical progresista en Estados Unidos, construíamos campañas con voluntarios, fundamentalmente trabajadores. Pero estos estaban limitados, por ser trabajadores, en la cantidad de tiempo que podían dedicarle a la campaña. Es por ello, que utilizábamos recursos, dinero donado por los mismos trabajadores, para 'profesionalizar' a los mejores voluntarios. Es decir, les pagábamos para que pudieran pedir permiso para ausentarse de su trabajo por el tiempo necesario, para trabajar de tiempo completo en la campaña. Eso, contratar gente de medios limitados para trabajar en las campañas, es reflejo de una campaña de corte popular, no de compra de las elecciones.

Qué va a saber de eso un profesional de la grilla como López Obrador y los profesionales de la política que nunca han tenido trabajo productivo, como la cúpula perredista y morenista.

Yo creo que el PRI ha tenido dos huecos post-electorales por donde el equipo de Bartlett, Camacho, AMLO y los Chuchos les han metido agua para detenerles, y sí pueden, hundirles el buque presidencial. Uno ha sido el de la campaña de mentiras y medias pequeñas verdades insignificantes para construir una percepción de ilegitimidad de las elecciones, argumentar la invalidez y mantener a AMLO en los reflectores. Aunque, como se ha señalado, ya están reaccionando. Pero no siempre responden bien. Un ejemplo es en el tema de las encuestas.

El otro hueco es el de arrebatarle el triunfo a Peña Nieto. Ahora resulta que no es el ganador. Es cierto que no recibirá la investidura hasta el 1 de Diciembre. Es cierto que la decisión oficial del IFE será en Septiembre. Pero la elección ya se dio. Los resultados son muy claros.

Mancera puede actuar y actúa como Jefe de Gobierno electo del DF.

No se arroga ninguna atribución, pero no sólo pueden él y Peña Nieto, sino que tienen la obligación, de empezar a preparar su gestión.

Todo lo que se pueda hacer en el campo de crear base política para implementar su programa, para crear apoyo entre la población o entre los sectores que deberán participar, para construir relaciones con miembros electos del Congreso y el Senado, para crear su equipo de Gobierno, es recomendable y hasta indispensable.

¿Quién acusó de actuación ilegal a López Obrador por empezar a nombrar su futuro Gabinete en el periodo anterior a las elecciones?

Para el Presidente y los gobernadores electos, dichas reuniones y la construcción de relaciones, es parte de la tarea de preparase para asumir la responsabilidad del Gobierno, especialmente en este periodo tan difícil.

En ese sentido, Peña Nieto, a título de ciudadano con propuesta, de dirigente político de un partido, y de triunfador en las elecciones, debería empezar a tener reuniones informales, no como jefe de estado, pero como persona que ya ha recibido el apoyo de la mayoría necesaria en las elecciones, con todos los actores nacionales e internacionales. Debería difundir públicamente los resultados de reuniones con los miembros de su partido electos a las dos cámaras. De reuniones con todos los gobernadores que estén dispuestos. Con los miembros de otros partidos electos al Congreso y Senado que estén dispuestos. Con dirigentes sindicales, campesinos, populares, intelectuales, formadores de opinión. Discutir con todos ellos los ejes centrales de la política que promoverá durante su gobierno, pedirles su apoyo, escuchar su opinión y propuestas y empezar a construir las relaciones necesarias.
Todo esto lo debería difundir, para ir estableciendo la percepción correcta: él será el próximo Presidente. Es un hecho. Hay que crear la percepción acorde.

No hay que tenerle miedo al ataque de AMLO y sus huestes, y a las acusaciones que vendrán, como se dieron cuando se reunio con el Presidente Calderon. Eso lo hacen para intimidar y para que efectivamente, se detenga de efectuar dichas reuniones y actuar como lo que es, el ganador de las elecciones, y crear la percepción de que no está resuelto el asunto. Quieren crear la percepción, no sólo de que todavía no es Presidente, lo cual es correcto, sino de que TODAVÍA NO HAY RESULTADO ELECTORAL. Esa es la percepción que quieren crear y la que están creando.

La única manera de combatirla es actuar como se debe de hacer en base a la realidad política. Ya se dieron las elecciones, fueron tan correctas, con todas sus imperfecciones, como lo pueden ser dentro de una democracia burguesa en un sistema capitalista. O rechazas el sistema político y económico y actúas en consecuencia, dejando atrás el traje, la corbata, el sueldo, el subsidio, los privilegios, el coche, la cobertura de medios y todas la prebendas y te pones a luchar en serio y consecuentemente por una alternativa, o si aceptas los términos del juego, juegas limpio. No se pueden crear las bases para un eventual gobierno honesto, sobre bases distintas, si actúas en forma deshonesta, marrullera, y manipuladora desde ahora. ¿Si se pueden encontrar razones para la deshonestidad y la mentira fuera del Gobierno, qué se puede esperar cuando tengan control de los instrumentos de poder? ¿Si intimidan a los que difieren de ellos, a los periodistas, columnistas y ciudadanos comunes, cómo se les puede confiar el aparato de Estado?
Cuando AMLO y los Perredistas criticaron la reunión entre Calderón y Peña Nieto, habría que haberse burlado de ellos y preguntarles ¿'pues no que Calderón es espurio y no legítimo?' En su lógica, sólo se deberían de quejar si Peña Nieto pide reunirse con 'el legítimo.' Y en todo caso, el que está violando la constitución sería AMLO, pues ésta prohíbe la re-elección. Pero es que sus argumentos son surrealistas en el mejor de los casos, risibles las más de las veces. El problema es que en el vacío de gente capaz en el relativamente reciente nuevo juego político en México, no se les maneja bien.

Peña Nieto debería sostener entrevistas individuales en todos los medios impresos y electrónicos para explicar el programa que implementará, dirigirse a la población como Presidente electo de todos, a quien le importa que todos entiendan su proyecto para que todos participen y se pueda construir un México mejor. Si le preguntan sobre las elecciones o sobre las acusaciones, su respuesta debe ser simple y clara: las elecciones ya se dieron, y cualquier acusación de irregularidad será resuelta por el tribunal. Pedir que todos sean pacientes en cuanto a lo segundo y comprensivos (y hasta 'amorosos') con aquellos que se sienten frustrados por no haber tenido una propuesta convincente. Ser generoso y decir que ya se calmarán.

Pedirles la consideración a su propuesta y el apoyo a todos los que votaron por los OTROS TRES candidatos y que nos demos todos los mexicanos la oportunidad de probar honesta y fraternalmente la propuesta que él les ofrece. Que si no cumple en los primeros meses, que le reclamen, con toda razón. Hablar de los canales a través de los cuales todos los mexicanos podrán participar. Señalar que los que no están de acuerdo con él tendrán representantes en las dos cámaras del Congreso para OFRECER PROPUESTAS alternativas. Alertar sobre aquellos que intentarán sólo bloquear para fomentar el fracaso, obstaculizar el progreso y lucrar con el resultante sufrimiento de muchos mientras ellos disfrutan de privilegios y prebendas en puestos políticos.

Pero bueno, todo mundo es quien es. En mi opinión, eso es lo que haría un dirigente y un partido comprometido y honesto y que realmente cree en su propuesta.