REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
21 | 02 | 2020
   

Letras, libros y revistas

La biblioteca de David recomienda...


David A Figueroa Hernández

Las Mujeres de los Dictadores. El papel que una mujer puede desempeñar en la vida de un hombre es tan importante para el crecimiento y desarrollo de éste que muchas de ellas han sido objeto de cánticos y por qué no, de guerras.
La presente lectura es un ejemplo de lo antes dicho. En la historia de la humanidad, los personajes importantes, entre los que destacan políticos y hombres de letras, han sido inspirados por una o varias musas; valkirias que por coincidencia o porque así lo predijo el destino, decidieron la vida de quienes cambiaron la historia y las altas esferas del poder.

Diane Ducret recopila en pocas páginas la vida de los dictadores que, reconocidos por su crueldad, ambición y poder, generaron polémica y hasta guerras para ser derrocados. De igual forma, nos narra cómo es que los hombres de poder sucumbieron ante los encantos de una o varias doncellas; a su vez, ellas una vez dentro, se sintieron divas y formaron parte de las proezas o de las atroces acciones de sus respectivos esposos.

A través de la estupenda pluma de la autora, recreamos los instantes más significativos de Benito Mussolini, Vladimir I. Ulianov “Lenin”, Iósif Stalin, Antonio Salazar, Jean-Bedel Bokassa, Mao Zedong, Nicolae Ceaucescu, Adolf Hitler y Francisco Franco. Todos figuras públicas que también sufrieron de ese sentimiento que agobia a los mortales: el amor.

En cada caso, el lector puede distinguir los diferentes casos dignos de los mejores estudios psicológicos: sacrificio, obsesión, apego, reconocimiento, frustración, amor, alegría, coraje, envidia, lujuria, cariño, bondad, ira, simpatía o mera costumbre. Lo que es un hecho, es la constante repetición de los esquemas dictatoriales en los diferentes países y momentos históricos.

Además, un extra que proporciona esta lectura son los secretos personales, esa privacidad de la que poco conocemos y es importante para entender algunas de sus acciones. Por un lado, aparentaban ser los mejores gobernantes cuando muchos de ellos se mantuvieron en el poder a través de malos manejos, asesinatos, canibalismo, mentiras, demagogia, armas y una inexistente libertad de expresión. Por otro, su imagen al exterior la deseaban intachable para el mundo. El resultado lo proporcionó la historia.

A excepción de los casos de Rumania y su entonces presidente Ceaucescu así como de la República Centro Africana y su mandatario Bokassa, el resto de los capítulos abordan el periodo entre 1920 y 1970, en el que la participación de la mujer no era tan vital como la conocemos. Ellas no sólo asumieron parte importante de su rol como parejas, también lo hicieron cuando las épocas de la ascensión feminista era sólo un cuento de hadas. Esto sí hay que reconocerlo abiertamente.
Para quienes deseen conocer a fondo la forma maquiavélica de llegar al poder (a excepción de “Lenin”) y mantenerse, este libro es muy recomendable. Para algunos tal vez, sean catalogados como crueles seres que cometieron las peores atrocidades y que bien merecerían la pena capital. No obstante y en lo particular, en este rubro faltaron algunos otros líderes contemporáneos que podríamos encasillar muy bien: Idi Amín Dadá en Uganda; Augusto Pinochet en Chile; Slobodan Milosevic en Yugoslavia; Muamar Muhamad al Gadaffi en Libia; Sadam Hussein en Irak; Saloth Sar, mejor conocido como Pol Pot en Camboya; Hiroito en Japón; Fidel Castro en Cuba; Kim Jong Il en Corea del Norte; y la lista continúa… No todos fueron castigados y enjuiciados por sus actos.

Para los estudiosos en historiografía política o para quienes acusan a la psicología y a la psiquiatría como disciplinas que estudian el comportamiento mental y clínico de los seres humanos, la vida de estos personajes y sus respectivas esposas y amantes, sin duda nos hacen ver que la vida es hermosa hasta que alguien como ellos desea ver que arda el mundo.

Al final, como dijera Edmund Burke: “Para que el mal triunfe solo se necesita que los hombres buenos no hagan nada”.

Las Mujeres de los Dictadores. Diane Ducret. Ed. Aguilar. 2012, 359 pp.
dfigueroah@yahoo.com.mx