REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
16 | 10 | 2019
   

Confabulario

Eleni Karaindrou


Ulises Velázquez Gil

Otras navegaciones
se componen de silencio
y se dibujan con lágrimas,
arraigos de la nostalgia
donde es imposible el sueño:
vaivén fugaz, frágil,
aletargado entre los recuerdos
que quizás no nos pertenezcan:
palabras que nunca dejan de insistir
en su destino.

Piensa, Eleni Karaindrou,
que a otros mares has entrado
con el solar fundamento de tu partitura:
pincelada triste y armónica
que recobra paisajes iluminados
de la neblina impune de la Historia,
o el postrero día arrebatado
al olvido del cáncer y el poema inconcluso;
una mirada que no se refleja
en un espejo de dudas,
−verdadera anagnórisis−,
pecado y expiación de un viajero.

Ya no existen prados plañideros
ni árboles a guisa de origen perdido,
tampoco días impostergables
al encuentro con la Penélope recobrada
en aspiraciones de eternidad,
a prueba de toda mirada,
prístina y navegable
como el primer océano conocido
por deseo y fatalidad de un exilio
(nunca pedido pero sí arrebatado):
dúctil travesaño del destino
contrapuesto al orgullo de Dios
y sometido al polvo más persistente del tiempo.

Pandora con escalas musicales,
la esperanza emergerá
de tus estancias de papel pautado,
se anidará en tus dedos
cada vez que rocen el piano
y otra sea su trayectoria.
La vida que se detiene
en un camión de pasajeros
(seguida por tres bicicletas bajo la lluvia)
lleva en sí misma
el andar del silencio transcurrido:
mercado de palabras
para un poeta desvalido
de su patria del corazón.
Pequeña flor, Extranjero, Demasiado tarde:
estados de la Poesía que transmiten
tus composiciones para cine,
elegías sin dolor,
letanías de un entusiasmo,
misivas para el Tiempo recobrado.