REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
09 | 04 | 2020
   

EDITORIAL

año 12, núm. 124 2010

Antonio Alatorre y Alí Chumacero, dos grandes que se van

Octubre nos trajo dos muertes dolorosas. La del poeta Alí Chumacero y la del crítico literario Antonio Alatorre, quien fue un acérrimo enemigo del mal hablar, de aquellos que no saben utilizar correctamente el castellano que él tanto veneró. Fue un hombre reservado, que habló y escribió lo indispensable. Su cultura era de grandes proporciones. El caso de Alí Chumacero es distinto. Poeta de gran envergadura jamás perdió el buen humor, era fácil encontrarlo en algún buen bar o cantina amigable, rodeado de jóvenes que lo escuchaban embelesados. No hay en la historia de las letras nacionales, un escritor de tal magnitud y decidido a distribuir su tiempo entre los jóvenes, salvo Juan José Arreola Alí entregó mucho tiempo a los muchachos que lo buscaban, le pedían consejo o simplemente se solazaban con su ingenio agudo y filoso. Entre ellos destacaban Bernardo Ruiz y Marco Antonio Campos, escritores de altos vuelos: ambos ensayistas, editores, novelistas, poetas y traductores. Bernardo era posiblemente el amigo más joven que Alí Chumacero tuvo alguna vez porque estudió con Luis Chumacero, el más chico de sus hijos y un prosista de talento....