REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
28 | 01 | 2020
   

EDITORIAL

año 12, núm. 131 2011

Las revistas culturales

Recientemente en Querétaro, el CONACULTA y el Programa del Fondo Regional para la Cultura y las Artes de Centro Occidente, a través del Instituto Queretano de la Cultura y las Artes se llevó a cabo un congreso denominado “1er. Encuentro de Revistas Culturales”, del 17 al 19 de agosto de 2011, teniendo como sede el hermoso Colegio Real de Santa Rosa de Viterbo. El encuentro estuvo presidido por Laura Gabriela Corvera Galván, Directora General del Instituto Queretano y Miguel Ángel Quemain. Constituye el primero de revistas culturales mexicanas, aunque hubo algunas hechas en Estados Unidos. El Búho participó en tal reunión y durante cuatro días escuchó las historias de multitud de jóvenes que hacen esfuerzos por crear revistas de tal naturaleza. Salvo en los casos de revistas institucionales y de aquéllas que han tenido la fortuna de encontrar un amplio y vasto apoyo, la inmensa mayoría habló de problemas semejantes: falta de recursos, ningún apoyo oficial, menos privado... Nada que desconozca nuestra publicación, la que viene batallando con tales dificultades desde hace casi trece años sin poder encontrar soluciones salvo el esfuerzo de quienes la hacemos posible.

Las revistas que pudimos observar venían de Yucatán, Tijuana, Guadalajara, Campeche, del DF, en fin, de todos los puntos cardinales de la República. Las quejas se repetían. Al parecer la salvación de las publicaciones culturales está en Internet. Habrá asimismo problemas, pero los costos son mucho menores y la difusión internacional.

Durante los días en que fueron presentadas las revistas y debatidos los costos de impresión, la falta de distribución, la insensibilidad de empresarios y gobernantes para con este tipo de revistas, un gran puente entre la lectura y el arte en general, los organizadores tuvieron el tino de hacer una magna exposición de revistas. Imaginamos que no son todas las que aparecen en México sino una parte, aquélla que tuvo posibilidades de viajar a Querétaro. Son muchísimas, todas de calidad y bien diseñadas. Algunas se han convertido en editoriales modestas y editan libros. Ojalá que los estados fueran más generosos con sus jóvenes que buscan salida a sus problemas emocionales a través de la cultura y les concedan el apoyo que requieren todas. Con las ventas no es posible cubrir los gastos que genera este tipo de esfuerzos.

Por otro lado, reuniones como la tenida en el Encuentro de Revistas Culturales son magníficas oportunidades para intercambiar no sólo revistas sino experiencias y, desde luego, hacer amigos afines, hombres y mujeres que destinan toda su energía a crear revistas que en mucho ayudan al desarrollo armónico de la cultura nacional.


El Búho.